Siguenos en :

Crónica desde El Ávila | 70 AÑOS EN PROPATRIA,

Cardenal Baltazar Porras Cardozo

Caracas, 21 de noviembre de 2023

Tuve la dicha de presidir la celebración aniversaria de este popular colegio enclavado en una zona en expansión por el crecimiento acelerado de la población. Para perpetua memoria transcribo la crónica que me facilitaron las Hermanas para que tengamos conciencia y testimonio de la creciente presencia educativa católica en Venezuela.

La unidad Educativa Colegio La Presentación, fue fundada en el año de 1953 por las Hermanas de La Presentación de la Virgen María de Granada, las cuales llegaron a Venezuela por el Puerto de la Guaira en el “Vapor Marqués de Comillas”. Fue a petición del arzobispo caraqueño, Mons. Lucas Guillermo Castillo y su Coadjutor Mons. Rafael Arias Blanco, quienes al concluir la asamblea de AVEC, conocedores del trabajo que realizaban las hermanas en Barinas, le solicitaron a las hermanas que abrieran colegio en el oeste de la capital. Las religiosas encargadas de tan valiosa labor fueron: Eucaristía Pascual, superiora, Carmen Ocaña, Inés Isla y Pilar Guillén.

Una vez instalada la comunidad de las hermanas, se inicia la labor del Colegio, en una casa pequeñita ubicada en la Primera avenida de la urbanización Propatria. Por ser el espacio muy limitado, las hermanas se vieron obligadas a alquilar la casa de al lado, la cual posteriormente lograron comprar, ampliando así la primera.

El 1 de octubre se inician las actividades de manera informal, a pesar de no haber recibido los materiales que el Ministerio de Educación prometió y el 5 de octubre de 1953 se realiza la primera Misa en la Capilla, celebrada por el Padre Ignacio López (escolapio). Las imágenes que estaban en la capilla eran: la Niña María en el centro, a la derecha el Corazón de Jesús y a la izquierda San José. Después de la misa se apertura el Año Escolar.

En el año escolar de 1965-1966 después de seis meses de gestiones con la Casa General, Santa Sede, Ingeniería Municipal, Bancos, Arquitectos…, se compran otras casas y se demolieron tres de las mismas, empezando así la construcción de un edificio nuevo para el Colegio, lo que alegraba enormemente a las hermanas pues esto garantizaba una relativa comodidad en el campo de la enseñanza. Es importante destacar, que para ese entonces las hermanas no disponían ni de un centavo, pero en cambio estaban llenas de una confianza grande en la Providencia de Dios.

El 2 de febrero de 1966 se inaugura oficialmente el edificio del Colegio y las hermanas de las comunidades de Barinas, Ciudad Ojeda con la presencia de la Madre Auxiliadora Igualada, Superiora General participaron en el acto. Esta última hizo el acto simbólico de cortar la cinta que cerraba la puerta principal.

El 6 de octubre de 1966 se inauguran las clases en Bachillerato con 48 alumnas, casi todas egresadas de sexto grado, sin embargo, el 29 de julio de 1967 la ciudad de Caracas es azotada por un terremoto, que dejó bastante afectado al Colegio, por lo cual hubo que realizar reparaciones durante un mes y medio al costo de 13.000 Bolívares.

Entre el año de 1971-1972 se compra otra casa en la segunda avenida y se construye allí la Capilla y el auditorio. Posteriormente, el 3 de octubre de 1978 empieza a funcionar el Ciclo Diversificado, con una sección de cuarto año en el turno de la tarde, logrando que en julio de 1980 egresara la primera Promoción del Ciclo Diversificado.

En marzo de 1993 se instala el techo de la terraza y se construye otro módulo donde se ubicará el salón de Religión, un laboratorio de computación y el gimnasio. Después, se construye otro módulo de dos pisos, uno para Preescolar y otro para Computación.

A partir de entonces, al Colegio se le brindó mantenimiento preventivo, supervisado por la gestión de cada una de las siguientes hermanas: Dalia Arias, Liliana Quintero, Encarnación Pérez; Liria Herrera y Angely Martínez.

En el presente año escolar 2023-2024, las hermanas de la comunidad Sabina Altuve, Irene Cuevas y Maira Ramírez, realizan una destacada labor; debido a la nueva realidad escolar y las necesidades de la institución se han realizado cambios en la edificación interna del colegio: se pintó una cancha en lo que era la terraza, se acondicionó el aula de Preescolar y la parte del segundo módulo, en el cual funcionaba sicopedagogía. Además, se habilitó el aula que antiguamente era de Preescolar para disponer de otro salón, más cómodo y confortante para las clases de Educación Religiosa Escolar y se restructuró el departamento de bienestar estudiantil, habilitando oficinas para el servicio de Orientación, Trabajo Social y el departamento de psicopedagogía.

Los sueños siguen en pie con deseos de continuar reparando y mejorando las instalaciones. En relación con lo académico y Pastoral gracias a Dios el trabajo que se realiza es muy bueno, en medio de las circunstancias que atraviesa el país; se procura contratar personal profesional y de calidad humana, logrando por los momentos ofrecer a los 620 estudiantes de la comunidad del sector, un buen servicio educativo que va desde Educación Inicial a quinto Año de Educación Media General. Las solicitudes de cupo superan las posibilidades. Agradecemos a los padres y representantes que con su gran esfuerzo aportan una cuota especial para mantener la estabilidad de los 58 miembros del personal que trabaja en el colegio, entre docentes, administrativos y de mantenimiento, de lo contrario no podría mantenerse. Pastoralmente se mantiene viva la razón por la que fue fundado este centro educativo, “llevar la salvación de Jesucristo a todas las clases sociales, a través de la educación y enseñanza”.