NOTICIAS

  • Inicio
  • /
  • SAN JUAN EUDES, Y UNA VIDA DE SACRIFICIO COMO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

SAN JUAN EUDES, Y UNA VIDA DE SACRIFICIO COMO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Publicado por: Oficina de Prensa Arquidiócesis de Caracas el Lunes 19/08/2019

Nacido en Normandía-Francia, a finales del siglo XVI. Proveniente de una familia que dedicó su vida al campo, y que en un principio no podía concebir hijos, hasta que Dios les concedió el milagro de la vida a Isaac Eudes y Marta Corbin, en el momento que decidieron visitar un santuario dedicado a la Madre de Dios para suplicar por la gracia de concebir hijos. A los nueve meses nació el primero de cinco, el cual recibió el nombre de Juan.

 

Con el paso de los años, las muestras de amor por parte de Juan hacia Dios se fueron haciendo más externas. Se conoce que a la edad de 9 años, Juan recibió una bofetada por parte de otro niño, y Eudes, siguiendo la línea evangélica sólo le ofreció la otra mejilla.

 

Juan ingresó a un colegio dirigido por Jesuitas, cuando tenía unos 14 años, y aquí afianzó su vocación desde que en 1621 decidió consagrar su virginidad. Sus padres en principio se oponían a la vida consagrada, hasta que por tanta insistencia del joven consiguió la aprobación de sus padres para ingresar a la Congregación del oratorio en París, en el año 1623.

 

Dedicó su vida al servicio de los enfermos, cuando en Normandía se desató una peste, y Juan por querer ayudar a sus compatriotas le pidió al Obispo que lo enviara de misión a esas tierras. En esta misión estuvo 2 años asistiendo a los enfermos tanto en lo espiritual como lo material.

 

Los años siguientes los dedicó a la misión, pues por aquellos años se comenzaron a organizar las misiones como hoy día se conocen. Juan resaltó siempre entre los misiones, porque luego de llevar la palabra a los hogares, dedicaba las tardes a oír confesiones, ya que según comentaba que, "el predicador agita las ramas, pero el confesor es el que caza los pájaros".

 

En este caminar decide prestar su apoyo a las mujeres que se dedicaban a la mala vida, pero que se encontraban en proceso de conversión. En 1671 decide alquilar un casa para hospedarlas mientras consiguen empleo, pero decide encomendar esta labor a las religiosas visitandinas.

 

Su sueño fue siempre el de fundar una congregación pero cada vez que lo intentaba, esta esperanza le era truncada. Fundó seminarios para la formación sacerdotal durante su recorrido por ciudades como Coutances, Lisieux, Evreux y Rennes.

 

Infundió a sus compañeros sacerdotes la devoción por el Sagrado Corazón de Jesús y al Santísimo Corazón de María. Fue el primero en apartar un día específico para conmemorar esta fiesta e introdujo el culto litúrgico en las diócesis aledañas, según aclara su decreto el decreto de su beatificación.

 

San Juan murió luego de culminar unas misiones en Sain-Lö, falleciendo el 19 de agosto de 1680. Fue canonizado en 1925 y su fiesta se introdujo al calendario occdiental en 1928.