NOTICIAS

  • Inicio
  • /
  • Cada 28 de enero la Iglesia festeja a Santo Tomás de Aquino

Cada 28 de enero la Iglesia festeja a Santo Tomás de Aquino

Publicado por: Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Caracas el Martes 28/01/2020

Escritor de la Suma Teológica y la Suma contra Gentiles, la Iglesia Católica lo nombra Doctor Angélico, Doctor Común y Doctor de la Humanidad y considera su obra fundamental para los estudios de filosofía y teología. Tomás de Aquino nació en Roccasecca, en las cercanías de Aquino, Italia, entre 1224 y 1225, en el seno de una numerosa familia noble de origen alemán.

A los cinco años, recibió sus primeras enseñanzas en la abadía de Montecasino, de la que era abad un tío suyo y comenzó entonces su aprendizaje de gramática, moral, música y religión hasta 1239, año en que el emperador Federico II decretara la expulsión de los monjes.

El joven Tomás continuó su educación en la Universidad de Nápoles donde el estudio de las artes liberales y el currículo educativo de la época, lo pusieron en contacto con los principios de la lógica aristotélica. A la edad de diecinueve años, Tomás decidió unirse a la recién fundada Orden Dominicana, opinión que no complació a su familia.

Sus obras más extensas, y generalmente consideradas más importantes y sistemáticas, son sus tres síntesis teológicas o Summas: Summa Theologiae, Summa contra Gentiles y su Scriptum super Sententias.

Aunque el interés y la temática principal siempre es teológico, su obra abarca igualmente comentarios de obras filosóficas, polémicas o litúrgicas. Resulta especialmente conocido por ser uno de los principales introductores de la filosofía de Aristóteles en la corriente escolástica del siglo XIII y por representar su obra una síntesis entre el pensamiento cristiano y el espíritu crítico del pensamiento aristotélico. Santo Tomás es considerado el principal representante de la enseñanza escolástica y una de las mayores figuras de la teología sistemática.

En materia de metafísica, su obra representa una de las fuentes más citadas del siglo XIII además de ser punto de referencia de las escuelas del pensamiento tomista y neotomista, asimismo, fue muy popular por su aceptación y comentarios sobre las obras de Aristóteles, señalando, por primera vez en la historia, que eran compatibles con la fe católica.

A Tomás de Aquino se le debe un rescate y reinterpretación de la metafísica y una obra de teología monumental, así como una teoría del Derecho que sería muy consultada posteriormente. Fue canonizado en 1323, declarado Doctor de la Iglesia en 1567 y santo patrón de las universidades y centros de estudio católicos en 1880. Su festividad se celebra el 28 de enero.