NOTICIAS

  • Inicio
  • /
  • MONSEÑOR HUMBERTO QUINTERO, PRIMER CARDENAL DE VENEZUELA

MONSEÑOR HUMBERTO QUINTERO, PRIMER CARDENAL DE VENEZUELA

Publicado por: Oficina de Prensa Arquidiócesis de Caracas el Lunes 08/07/2019

Hoy 8 de julio, la Iglesia caraqueña recuerda con particular nostalgia, a quien fuera el primer Cardenal venezolano, creado en 1961 por San Juan XXIII, José Humberto Quintero, Arzobispo de Caracas entre 1960 y 1980, quien falleció en el año 1984 a sus 81 años de edad.

Monseñor Quintero nació en el 22 de septiembre de 1902 en la población de Mucuchies, estado Mérida, proveniente de una familia clase media. Desde muy temprano, el joven José Humberto sintió atracción por la vocación sacerdotal y es cuando decide ingresar al Seminario de Mérida, de ahí pasa al Colegio Pio Latinoamericano para culminar sus estudios hasta el año 1926.

A su regreso en el año 1926, es nombrado Secretario de la Nunciatura Apostólica en Venezuela, donde recibe la ordenación sacerdotal por imposición de manos del entonces Nuncio Apostólico Felipe Cortesi. Pero al poco tiempo debe volver a Roma para continuar sus estudios en derecho canónico hasta 1928.

Cuando vuelve a su patria, comienza en el ejercicio sacerdotal en su natal Mérida, donde asume secretario de cama y gobierno Monseñor Acacio Chacón, Arzobispo de Mérida quien también lo designa como maestro de ceremonias y canónigo del Cabildo Eclesiástico de Mérida. Hasta 1953 que es nombrado Obispo con derecho a sucesión del Arzobispado de Mérida.

Luego en 1960 es designado por el Papa Juan XXIII como Arzobispo de Caracas, tras el fallecimiento de Monseñor Rafael Arias Blanco, y posteriormente en 1961 fue creado Cardenal Presbiterio por el mismo papa. Durante su gobierno eclesial se concretó la negociación entre el Gobierno venezolano y la Santa Sede para establecer las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado venezolano.

            En mayo de 1980, el Papa San Juan Pablo II acepta la renuncia de Monseñor Quintero por motivo de quebranto de su salud. Vivió como Arzobispo Emérito hasta que el 8 de julio de 1984, partió para encontrarse con el Padre Creador.