NOTICIAS

  • Inicio
  • /
  • CARDENAL PORRAS: EN VENEZUELA ESTÁN SUFRIENDO UN "GOBIERNO DE FACINEROSOS"

CARDENAL PORRAS: EN VENEZUELA ESTÁN SUFRIENDO UN "GOBIERNO DE FACINEROSOS"

Publicado por: Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Caracas el Viernes 10/05/2019

En la IV Conversaciones PPC organizadas conjuntamente con el Instituto Superior de Pastoral, estuvo como invitado especial el Cardenal Baltazar Porras, donde expresó su dolor por los jóvenes fallecidos durante las protestas en Venezuela y la situación que se vive en el país. 

 

“Estamos viviendo un momento inédito, después de veinte años de dominación de un régimen que en Europa se quieren presentar como un Gobierno de izquierdas. Pero en realidad tanto Chávez como Maduro han sido y son un Gobierno de facinerosos". Además, añadió que hay tres factores que dificulta un cambio real en el país: la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo.

 

"La corrupción es pacata minuta porque de una manera o de otra se podría negociar. Lamentablemente el narcotráfico y el terrorismo no se negocia y hoy por hoy se han quedado arraigados en el país", consideró.

 

 Porras lanzó un llamamiento para "buscar una solución lo más pacifica posible ante un problema interno que ha pasado a ser sumamente complejo y difícil de gestión política con intereses de Estados Unidos, China, Rusia...".

 

Calificó que la situación que vive Venezuela es “grave”, “no solo por la falta de medicamentos, sino también porque se ha disparado la falta de seguridad jurídica, porque la represión es enorme”

 

"Con algunas excepciones no hay un directo al Episcopado. Sin embargo, sí se amenaza a la base, a los sacerdotes y las religiosas que están en las calles", indicó.

 

En el marco de la situación donde nos encontramos, Porras expresó que "la institución que más ha dado la cara por el pueblo ha sido la Iglesia".

 

"Para nosotros, la cuestión de migraciones es nuevo. Siempre hemos sido receptores, sobre todo de españoles, italianos y portugueses. Ahora somos emigrantes" enfatizando en los más de cuatro millones de venezolanos que han huido del país hacia países vecinos como Colombia, Perú, Chile, España y otros países hermanos. 

 

Se solidarizo por las heridas que se generan en aquellos que se quedan y por los "jóvenes que están saliendo a la desesperada con lo que tienen puesto”.